El balance anual vuelve a ser positivo para Schindler a nivel de resultados y volumen de negocio ya que en 2018 continuó con la tendencia al alza iniciada años anteriores. Así pues, la multinacional suiza mantiene márgenes estables a pesar de las dificultades que han supuesto las subidas del coste de los materiales, la inflación salarial y la presión sobre los precios.

Ir a la fuente