La llegada de extranjeros a España además de beneficiar al turismo, ayuda a impulsar el mercado de la vivienda. De hecho, y según datos publicados, el pasado año la demanda extranjera supuso casi el 13% de las compra de vivienda en el país.

Ir a la fuente