Entre enero y septiembre de 2018 se cerraron 1.700 transacciones frente a solo 122 de propiedades a estrenar. El 40% de quienes adquieren domicilios de segunda mano los reforman para destinarlos al alquiler

Ir a la fuente